Esta semana

síguenos en twitter

Síguenos en Facebook

Íconos que dejan huella. Musas del cine italiano

La belleza nunca pasará de moda y cuatro grandes ejemplos de esa afirmación son las destacadas actrices italianas lideradas por Sofía Loren, quien, por cierto, esta semana cumplirá 78 años mostrando una energía inagotable. Así como esta diva también han marcado historia sus colegas Lucía Bosé, Claudia Cardinale y Gina Lollobrigida.

Aunque suene increíble en unos días más, exactamente este 20 de setiembre, Sofía Villani Sciccolone, más conocida como Sofía Loren, cumplirá 78 años y, en esa etapa de su vida, parece estar más enérgica, talentosa y guapa que nunca.

Loren comenzó su carrera actoral a comienzos de la década del 50, con pequeños papeles en películas italianas. En esos tiempos, actuó como extra junto con su madre en la película “Quo Vadis”.

La diva italiana también trabajó como modelo en las entonces llamadas fotonovelas. Asimismo, participó en varios concursos de belleza, en los cuales ganó varios premios y conoció a quien se convertiría en su esposo, Carlo Ponti, un productor de películas. La pareja tiene dos hijos, Carlo y Edoardo Ponti.

Su carrera comenzó a despegar cuando conoció, en 1954, aVittorio De Sica y Marcello Mastroianni. Al igual que Claudia Cardinale, Gina Lollobrigida y Lucía Bosé, fue incluida en el grupo de bellezas italianas que aunaban picardía y emociones en las películas más amables del neorrealismo italiano. En cierta manera, Sofía era el reverso de Anna Magnani, considerada menos bella y más emocional.

Para la segunda mitad de la década del 50, Sofía ya era popular en Hollywood, al protagonizar películas junto con Frank Sinatra y Cary Grant. Entre sus trabajos de esta época están “Deseo bajo los olmos”, “Orgullo y pasión”, “Houseboat” y “Heller in Pink Tights”.

Loren se ganó el respeto del público con su participación en dramas y comedias, especialmente en proyectos italianos, donde era más libre para expresarse. En 1960, su actuación en “La Ciociara” le permitió ganar 22 premios de interpretación, entre ellos: los de mejor actriz en los festivales de Cannes, Berlín y Venecia, así como el premio Oscar. Con este último galardón se convirtió en la primera persona que lo ganaba con una actuación en un idioma no inglés.

Ha sido admirada durante décadas por su imagen de exuberante belleza, que ha mantenido en gran medida hasta su actual edad. También es reconocida por su inteligencia y agudeza.

 

Diva Divina

Otro de los íconos del talento italiano es Lucía Bosé, actriz de 81 años y madre del cantante Miguel Bosé. Desde sus comienzos, como Miss Italia en 1947, ha actuado en diferentes películas de su país y españolas. Actualmente está retirada del mundo artístico y reside desde hace varios años en Brieva (España).

Lucía Bosé debutó en el cine en 1950 con “Non c’è pace tra gli ulivi” de Giuseppe de Santis. En el mismo año, la actriz ofreció una gran  muestra de su talento en “Cronaca di un amore”, filme en el que se analiza los sentimientos de la alta burguesía milanesa.

En el mismo periodo, la artista nacida en Milán, logró ser la  protagonista de numerosas películas que confirman su facilidad de adaptarse con excelentes resultados a cualquier exigencia expresiva. La actriz se dedicó a la comedia rosa tardo-neorrealista. Además, participó en varias películas de carácter cómico y burlesco.

El año 1955 fue fundamental para la actriz debido a que estelarizó tres importantes títulos que representaban todo un éxito profesional para una carrera que recién se iniciaba: “Gli sbandati”,  “La muerte de un ciclista” y “Así es la aurora”.

Ese mismo año Lucía contrae nupcias con el torero español Luis Miguel Dominguín. El torero y la actriz tuvieron 3 hijos: Miguel, Lucía y Paola. Por un tiempo, se retira de la carrera cinematográfica y regresa tras separarse de su esposo en 1967.

Entre 1968 y 1976, Lucía Bosé vuelve a trabajar, solicitada en Italia y en el extranjero, tanto por maestros famosos como Federico Fellini, los Taviani, Bolognini, como también por directores más jóvenes.

A partir de la década del 90 fue espaciando más sus apariciones en el cine, sin dejar del todo de lado su profesión. En el 2000 decidió hacer realidad un sueño de su juventud: abrir el primer Museo de Ángeles del mundo y en la actualidad cuenta con más de ochenta obras de artistas contemporáneos procedentes de diversos países.

En el 2003, publicó su autobiografía titulada “Lucía Bosé. Diva divina”, escrita por la periodista española Begoña Aranguren.

Belleza privilegiada

Claudia Cardinale ingresó al mundo del cine luego de ganar un concurso de belleza en 1957. Hizo su debut cinematográfico en “Goha” (1958). Su carrera inicial fue dirigida por el productor Franco Cristaldi y él mismo la llevó al estrellato. Su privilegiada belleza y sus papeles de mujer sensual y de carácter la llevarían a ser reconocida al mismo nivel de Gina Lollobrigida y Sofía Loren.

En la década de los 60 apareció en muchas películas italianas, pero  Cardinale nunca hizo un intento real por entrar al mercado estadounidense ya que no estaba interesada en dejar Europa por un periodo extenso de tiempo, además su escaso dominio del idioma inglés le era un obstáculo. Sus películas en Hollywood incluyen “Circus World” (1964), “The Pink Panther” (1964) “Blindfold” (1965) y “The Hell With Heroes” (1968).

A sus 74 años, la actriz continúa activa en el cine europeo. Entre sus últimas películas están “Qui comincia l’avventura”, “ Fitzcarraldo”, “La Storia” y “Un homme amoureux”. Actualmente participa, junto a Jean Rochefort, en la película española “El artista y la modelo”.

Claudia Cardinale es una mujer progresista con convicciones políticas fuertes. Está involucrada en temas a favor de la mujer y del colectivo gay. También está involucrada en muchas causas humanitarias. Actualmente París es su hogar.

 

Eterna rival

La actriz italiana Gina Lollobrigida, nacida en 1927, alcanzó tal fama que fue llamada en su país como ‘La Lollo’ y según sus propias declaraciones se inició en el mundo cinematográfico por una serie de casualidades. Ella ha reconocido que se vocación inicial era la artística y actualmente sigue trabajando en la escultura y fotografía.

Gina, conocida como la eterna rival de Sofía Loren, trabajó como modelo en algunos desfiles y participó en diversos concursos de belleza. Ya por esta época, empezaba a aparecer en filmes en Italia. En 1947 logró el tercer puesto en el concurso Miss Italia, en el que se impuso Lucia Bosé y el segundo lugar recayó en Gianna María Canale. Este certamen fue muy importante para la carrera de la actriz ya que le abriría las puertas del éxito.

En 1950 la italiana llegó a Hollywood, pero en ese entonces hablaba muy poco inglés y al cabo de seis semanas regresó a su país.  Posteriormente, su aparición en filmes italianos atrajo la atención de los productores de Hollywood y provocó que ella hiciera su primera película estadounidense “Beat the Devil”, en 1953.

Lollobrigida estelarizó películas en Estados Unidos al lado de Tony Curtis, Anthony Quinn, Frank Sinatra y Paul Henreid. Aunque tuvo un gran éxito en Hollywood, Gina nunca fue nominada a un Oscar.

 

 




Galería de fotos

Galería de videos


Ediciones Anteriores


Todos los Domingos tu Semanario Siete
POLÍTICA, ECONOMÍA, SOCIEDAD Y CULTURA